Hoteles en Teruel

Teruel

Busca por hotel o destino
Cuándo
How many are you
    • España (81)
    • VER TODOS LOS HOTELES (81)
  • Madrid (10)

  • Barcelona (10)

  • Cádiz (1)

  • La Rioja (3)

  • Murcia (5)

  • Salamanca (2)

  • Valencia (2)

  • Valladolid (2)

  • Almería (1)

  • Alicante (2)

  • Málaga (1)

  • Badajoz (1)

  • Navarra (2)

  • Córdoba (2)

  • Granada (2)

  • Albacete (1)

  • Álava (2)

  • Vizcaya (3)

  • Girona (1)

  • Guipúzcoa (3)

  • Zaragoza (1)

  • Toledo (2)

  • Castellón (1)

  • Sevilla (2)

  • Las Palmas (2)

  • Ávila (1)

  • Pontevedra (2)

  • Baleares (2)

Hoteles ""

    Hoteles en ""

      Buscar por destino

        Elige fechas

        Habitaciones y huéspedes

        Número de habitaciones

        1

        Teruel existe. Vaya si existe…

        Si hay un lugar en el mundo para cantar eso de ‘Love is in the air’ ese es Teruel capital. ¿Cómo no iba a serlo si es la ciudad de la leyenda de los Amantes de Teruel? Ocho siglos después de que ocurriera, los turolenses siguen recordando la trágica historia de Juan Martínez de Marcilla e Isabel Segura.   

        Se ve en el Mausoleo de los Amantes, donde se dice que están enterrados; y también en la monumental Escalinata Paseo del Óvalo que, entre los elementos decorativos, incorpora un mural dedicado a ellos.  

        Es más, tanto cariño le tienen a esta historia que si visitas Teruel en febrero te lo encontrarás convertido en una ciudad del siglo XIII para recrear las bodas de Isabel Segura.  

        Claro, si tenemos en cuenta que Teruel despliega edificios de un estilo mudéjar arrebatador, el espectáculo está garantizado. Es tan singular que el conjunto Mudéjar fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.  

        A Teruel no le hace falta regresar a la Edad Media para resultarte encantadora. Te bastará con contemplar la pequeña estatua del Torico para saber que te ha ganado. Chiquita, sí; pero eso no le ha impedido convertirse en la protagonista de una plaza peatonal de vida animada, con algún que otro edificio modernista y apetecibles terrazas bajo sus pórticos. 

        Cerca, te esperamos, en el Sercotel Hotel Torico Plaza. Tú visita nuestra ciudad, que de tu descanso ya nos encargamos nosotros. Necesitarás recargar pilas, especialmente si viajas en familia porque ver dinosaurios resulta agotador. Ah, que no te lo habíamos dicho: Teruel también tiene dinosaurios.  

        Están en Dinópolis, un centro de interpretación situado a 10 minutos en coche de nuestro hotel. A través de recreaciones, proyecciones y fósiles entenderéis cómo vivían antes de extinguirse.  

        Teruel tiene su Cañón del Colorado  

        Se llama la Rambla de Barrachina y está muy cerca de Teruel capital. Cuando llegues allí, sentirás que estás en el Lejano Oeste o que pisas Marte, y el planeta es todo para ti.  

        Este Cañón del Colorado es amplio, tremendamente vasto, de ahí el nombre de rambla: hace alusión al espacio por el que discurre el agua cuando llueve a mares. Pero no es solo eso.  

        En la Rambla de Barrachina te rodean enormes elevaciones del terreno, que abruman y fascinan a partes iguales. Sus colores ocres, amarillos y anaranjados bailan con la luz del sol.  

        Sube hasta uno de sus puntos más altos, la Muela de Teruel. Desde allí, las vistas son infinitas. 

        Valladolid

        Matarraña y Sierra de Albarracín: una escapada o toda una vida en dos de las comarcas de Teruel

        La comarca de Matarraña la recorrerás de pueblo en pueblo, silenciando el móvil y sin mirar el reloj. Pasarás por el delicioso pueblo medieval de Valderrobles, recorrerás las calles empedradas de Fresneda y llegarás a Beceite y, con ello, a la Ruta del Parrizal de Beceite.  

        En ella, caminarás por senderos y pasarelas dispuestas sobre el río Matarraña que terminarán por conducirte hasta el punto más impresionante del camino: los estrechos del Parrizal, una garganta de esas en las que cuesta ver el cielo y las paredes están tan juntas que al extender los brazos las tocas a la vez.  

        En Sierra de Albarracín la naturaleza comparte protagonismo con el municipio que da nombre a esta comarca. Y es que solo por pasear por sus calles empedradas ya te habrá merecido la pena el viaje.  

        Si ya después te hablamos del encanto de sus tejados a dos aguas y te contamos que tiene muralla, torres y hasta casas colgadas de la roca, lo que se te pasará por la cabeza es ese: ¿cómo he tardado tanto en venir? No te preocupes y repite las veces que quieras, que en los hoteles de Sercotel estamos deseando darte la bienvenida de nuevo.  

        Sercotel Rewards

        Hazte miembro Rewards y consigue descuentos exclusivos